• info2328487

Cefalópodos pueden superar una prueba diseñada para niños pequeños


Una nueva prueba de inteligencia de cefalópodos ha reforzado la importancia que tiene para nosotros, los humanos, no subestimar la inteligencia animal.


Se ha sometido a la sepia a una nueva versión de la prueba del malvavisco que consiste en colocar a un niño en una habitación con un malvavisco. Se le dice que si evita comer el malvavisco durante 15 minutos, obtendrá un segundo y se le permitirá comer ambos.

Debido a que es tan simple, se puede ajustar para animales. Obviamente, no puedes decirle a un animal que obtendrá una mejor recompensa si espera, pero puedes entrenarlo para que comprenda que vendrá mejor comida si no se come la comida que tiene enfrente de inmediato.

Los científicos demostraron que la sepia común (Sepia officinalis) puede abstenerse de comer carne de cangrejo por la mañana una vez que han aprendido que la cena será algo que les gustará mucho más: los camarones.