• mavb79

Conozca los protocolos del uso de la amapola para el Día del Recuerdo este 11 de noviembre

Como varios de ustedes ya sabrán, se acerca El Día del Recuerdo en Canadá, celebrado cada 11 de noviembre, conmemoración en la cual usar una amapola es parte importante del proceso de respeto a nuestros veteranos, frente a esto, the Royal Canadian Legion ha mencionado que se entregaran casi 20 millones de amapolas este año, y además de ello, han determinado un “protocolo de amapolas” que debe usarse en la medida de lo posible.

Cabe aclarar, que estas reglas no son oficiales, pero la Legion espera que se puedan cumplir a cabalidad por cuestión de respeto a esta conmemoración. Dentro de las primeras reglas, esta usar la amapola en el lugar correcto, es decir, debe usarse siempre en el lado izquierdo del pecho, para que de esta manera, este sobre el corazón, esto quiere decir, que no se puede usar en el bolso, ni mochila, sombrero o cualquier otra parte del cuerpo, por otro lado, tampoco se debe cubrir la amapola, debe estar totalmente visible cuando se use, pues, según la Legion es un símbolo sagrado del recuerdo.

Entre otras de las normas esta, usar la amapola en el momento adecuado, es decir, desde el último viernes de octubre hasta el 11 de noviembre. También, se debe retirar de manera correcta, algunos optan por retirarla al final del día del 11 de noviembre, y otros prefieren quitarla después de la ceremonia oficial del Día del Recuerdo, y muy importante, debe desecharse de manera respetuosa, como por ejemplo colocarla en una corona o cenotafio, como la Tumba del Soldado Desconocido de Ottawa.

Si encuentran una amapola perdida en el suelo, deben asegurarse de recogerla y limpiarla, se puede guardar, usar en otro momento, o desecharla respetuosamente. Nuevamente, es importante dejar claridad en que estas reglas no son oficiales, sin embargo, the Royal Canadian Legion, espera que así es cómo se trate a las amapolas siempre que sea posible, y que llevar la flor es una opción voluntaria y lo realmente importante es que pueda hacerse con respeto. Texto: Redacción El Megáfono Canadá

0 comentarios