• El Megáfono Canadá

EE.UU: Personal de la salud se queda sin trabajo pese al aumento de casos de COVID-19

De acuerdo al último reporte de Johns Hopkins University, Estados Unidos registró 2.073 muertes por el nuevo coronavirus en las últimas 24 horas, acumulando un total de 73.095.



Lo que sigue poniendo al país estadounidense en la cima de las cifras más altas de muertes y contagios en todo el mundo con 1.227.430 casos de COVID-19, de los cuales 190.000 pacientes se han recuperado del virus.


Cifras que nos lleva a preguntarnos, ¿por qué si EE.UU. es el país más afectado por el virus, despiden a tantas enfermeras y médicos? Cuando se supone deberían fortalecerse aún más en el sector de la salud, la realidad es otra, ya que las compañías de salud estadounidenses están buscando la forma de reducir costos mientras luchan por generar ingresos durante esta crisis sanitaria, por lo que no les es factible tener tanto personal médico.


Lo que ha generado descontento en el personal que ha sido despedido, como en el caso de la enfermera pediátrica en Saint Paul en Minnesota, Mariya Buxton, a quien se le pidió que se quedara en casa.


“A las enfermeras se les llama héroes, pero realmente no me siento como una en este momento, porque no estoy haciendo lo que me corresponde”, expresó Buxton.


Y así como Buxton, muchos casos más como el de la doctora Parks, especialista en medicina de urgencias en el estado de Michigan y empleada de los hospitales de Ohio y Oklahoma, quien también dio a conocer su opinión diciendo que, a causa del temor que tienen las personas de contraer el virus en los hospitales, muchos prefieren no ingresar pese a sus dolencias.


Recibe nuestras noticias en tu celular!

Situación que ha causado que muchos médicos no generen ningún tipo de dinero contable, ya que aunque los honorarios se pagan por hora y por número de casos atendidos en ese tiempo, no hay muchos pacientes para atender, lo que ha llevado a Parks como a cantidades de médicos a considerar pedir prestaciones por desempleo para pagar deudas y cubrir las necesidades básicas.


Por otro lado, Jenab, especialista en medicina de urgencias en Denver, Colorado asegura que el problema radica en que la medicina en EE.UU. hoy día se convirtió en un negocio, por lo que en crisis sanitarias como estas no es factible tener tanto personal y seguir perdiendo dinero.


Por su parte, algunos administradores de centros de salud dicen que las enormes presiones financieras los han dejado con pocas opciones al tener que recortar salarios o recurrir a los despidos, por ejemplo, según Claudio Fort, director ejecutivo de un hospital en el estado de Vermont, los ingresos han caído en un 60% y el centro médico está perdiendo US$8 millones al mes.


Cabe resaltar que no en todo el país sucede esto, pues en muchas otras pasa lo contrario y los centros de salud buscan abastecerse aún más del personal médico, para poder suplir con todos los casos de COVID-19 que a diario llegan.


Subscribete a nuestro Newsletter

  • El Megafono Facebook
  • El megafono Instagram
  • El megafono Twitter
  • El Megafono YouTube
  • el megafno phone

Copyrights© 2020 by El Megáfono. Produced by mktmedia