• mavb79

Hombre murió al prenderse en llamas luego de recibir un disparo con una pistola Taser

El hecho ocurrió en Nueva York en una estación de policía, en la que Jason Jones, un hombre de 29 años, se prendió en llamas al recibir un disparo con una pistola Taser, luego de que el joven se arrojara sobre su cuerpo desinfectante para manos. Un mes después de ser internado en una clínica Jones murió debido a la gravedad de sus heridas.

Según algunas fuentes el joven se encontraba en un bar donde tuvo un altercado y la policía le solicitó que abandonara el lugar, por lo cual Jones se presentó luego en la estación de policía para hablar sobre el hecho. Sin embargo, en varios videos que circulan en la redes se puede observar al joven un poco alterado y rodeado por tres policías. Luego se ve que el hombre rasga su camisa y se rocía sobre su cuerpo el gel desinfectante, es ahí cuando un policía le dispara con el Taser y el joven se prende en llamas.

Los oficiales abandonaron el lugar de inmediato mientras el joven cae al suelo, luego se observa a Jones en una camilla a punto de ser trasladado a un centro asistencial, donde es ingresado a la UCI para recibir tratamiento ya que presentó un daño pulmonar severo, el cual fue uno de los factores junto con la gravedad de las heridas para que el joven muriera el pasado 15 de diciembre.


Texto: Redacción El Megáfono Canadá



El abogado de la familia se pronunció ante lo sucedido y manifestó que el joven ese día se encontraba afectado sentimentalmente y agrega que aún se desconoce si los oficiales fueron sancionados por sus acciones. Sin embargo, los uniformados no tenían conocimiento sobre que el desinfectante de manos era inflamable.


0 comentarios