• El Megáfono Canadá

¡Insólito! Reaparecen personas que fueron declaradas muertas

En países como España, Paraguay, Sudáfrica y Ecuador se han registrado casos sorprendentes de ‘reaparición’ de personas que se daban por fallecidas.



Y aunque es extraño que una persona ‘vuelva de la muerte’ o ‘reviva’ una vez ha sido declarada muerta, lo cierto es que esto ocurre con mayor frecuencia en el mundo.


Tal y como paso en Ecuador, con el caso de la señora Alba Maruri Granda, de 74 años, a quien se le había declarado como fallecida.


Esto sucedió a finales de marzo cuando Maruri ingreso al hospital del Suburbio de Guayaquil por síntomas relacionados con el nuevo coronavirus. Según la agencia EFE, Granda perdió la conciencia en el centro médico durante varios días, y cuando la recuperó a finales de abril pidió que llamaran a sus familiares, pero estos aparentemente ya habían cremado su ‘supuesto’ cuerpo.


Lo que demostró que Granda no había perdido la vida y que por el contrario todo se debió a un error que cometió el hospital al confundir su nombre con el de otro paciente que había fallecido días atrás.



Y así como el caso de Granda en Ecuador, también está el de Gladys Rodríguez, de 46 años, en Paraguay, donde fue declarada muerta en un hospital de la ciudad de Coronel Oviedo.


De acuerdo al diario ‘La Nación’ de Paraguay, Rodríguez había ingresado al centro médico el 11 de abril a causa de la alta presión arterial que tenía en ese momento, y al poco tiempo los médicos la declararon muerta por “cáncer en el útero”.


Luego de que el “cuerpo sin vida” de Rodríguez fuera enviado a la funeraria, algunos funcionarios encargados notaron antes de introducirla en formol, que aún tenía signos vitales y que se movía, por lo que decidieron llamar al doctor que atendió su caso.


Al llegar, el médico noto que se trataba de una catalepsia: un estado biológico en el cual la persona yace inmóvil, pero con actividad mínima de las funciones vitales, neurológicas, cardíacas y respiratorias.


Recibe nuestras noticias en tu celular!

Otro de los casos, sucedió en España, con un recluso de 29 años, quien fue declarado muerto, después de que tres médicos certificaran su deceso en el 2018 al ser encontrado inconsciente en una silla y con medio cuerpo recostado sobre la cama.


Por lo que fue trasladado a una morgue para llevar a cabo la autopsia, pero los empleados se percataron de que el hombre estaba vivo cuando comenzó a llorar, recobrando el conocimiento.


El último caso de tantos en el mundo se dio en Sudáfrica en el año 2018, cuando una mujer tuvo un accidente automovilístico quedando sin registro de signos vitales, por lo que fue trasladada a una de las neveras de morgue de Carletonville, en la provincia de Gauteng.


Estando allí un funcionario fue a inspeccionar su cuerpo y notó que la mujer aún estaba respirando por lo que de inmediato fue ingresada a un hospital de Johannesburgo.


Estos casos demuestran la negligencia que han tenido algunos centros médicos con sus pacientes, quienes no solo están encargados de salvaguardar la vida, sino también de corroborar y confirmar con rigurosidad los procesos de defunción para que no ocurran este tipo de casos.


0 comentarios