• mavb79

Jefe despidió a una de sus empleadas por negarse a tener relaciones sexuales con él

El dueño de una tienda de comestibles en British Columbia, debe pagar alrededor de $99.000 dólares, por acosar sexualmente a una de sus empleadas, a quien además de eso, decidió despedir por ella negarse a aceptar sus inapropiadas propuestas, como tener relaciones sexuales con él a cambio de dinero.

El hombre de la tienda, Wooyoung Joung, propietario de Deep Creek General Store, en Armstrong, debe pagar un total de $98,916 a la mujer en salarios perdidos y daños. Las autoridades han decidido llamar a la víctima ‘Sra. K’ para proteger su identidad.


La Sra. K, de 21 años, decidió poner una denuncia ante el Tribunal de Derechos Humanos de BC, por recibir acoso sexual en múltiples ocasiones por parte de su jefe y abuso de su posición de poder para intimidarla, por ejemplo, le ofreció $2000 dólares si tenía relaciones sexuales con él, oferta que al ella rechazar causó enojo e indisposición en su jefe, por lo que se encargó de hacerla sentir incomoda en cada oportunidad que pudiera, le ofrecía dinero por ir a comer con él, hacia comentarios inapropiados sobre las clientas enfrente de ella y hacia analogías de las frutas con su pene, esto último fue testificado por otro de sus empleados.

Pero no solo eso, la Sra. K puso otra demanda en contra de su jefe por irrumpir en su propiedad sin autorización a altas horas de la noche, pues un día, ella noto que alguien se había infiltrado en su casa y para estar tranquila decidió mirar las cámaras de vigilancia, por medio de las cuales se pudo dar cuenta que el hombre en el video era su propio jefe invadiendo su propiedad.


Luego de múltiples acosos de Joung hacia la Sra. K, en los cuales ella se sentía incomoda y disgustada, el hombre trató de tomar represalias contra ella, la acuso falsamente de robar en la tienda, redujo sus horas de trabajo, y finalmente la despidió, argumentando que tenía ‘un comportamiento laboral poco sincero’, situación por la cual, la Sra K, tomó cartas en el asunto e hizo una nueva demanda por lo que ella consideraba una injusticia, ante esta situación, El tribunal determinó que el motivo del despido "no tenía fundamento". Más bien, encontró que "el Sr. Joung estaba enojado e incómodo porque la Sra. K no respondió positivamente a su propuesta sexual".

Por lo que ahora, se le ha ordenado a Joung, que pague la Sra. K $53,916 como compensación por salarios perdidos y $45,000 por "daño a su dignidad, sentimientos y autoestima". Texto: Redacción El Megáfono Canadá

0 comentarios