• mavb79

La demolición de Gardiner está creando una situación peligrosa para los ciclistas de Toronto

El cierre y demolición de las rampas de la autopista Gardiner Expressway han creado muchos dolores de cabeza a automovilistas y ciclistas que tenían como rutina utilizar esta autopista.




Las estructuras elevadas se utilizaron por última vez el martes 31 de agosto a las 9 p.m. Luego de esto cientos de conductores se han visto afectado por la confusión del tráfico y los desvíos desorganizados. Ante estas quejas se sugiere andar en bicicleta, pero la realidad es que también están complicando la vida de muchos ciclistas que se han acostumbrado a utilizar Lake Shore Boulevard como ruta ciclista hacia el corazón de la ciudad.


Los cierres de carreteras han transformado lo que alguna vez fue un simple trote de 1.3 kilómetros a lo largo de Lower Don Recreation Trail entre Booth Avenue y Cherry Street en una ruta complicada de 1.9 kilómetros a través de Port Lands.



Se proporciona poca señalización, lo que obliga a los ciclistas descubrir una ruta a través de los cierres por su cuenta. Lo que encuentran es una ruta con un total de cinco vueltas que pasa por caminos mal pavimentados frecuentados por camiones, donde los límites de velocidad se tratan más como una sugerencia que como una ley.


Un video publicado en Twitter muestra la ruta completa de desvíos, destacando los nuevos carriles para bicicletas y revelando el viaje complejo y en gran parte expuesto al que ahora se enfrentan los ciclistas.



Para empeorar las cosas, las nubes de polvo impregnaron el aire durante el fin de semana, y se espera que estos escombros de demolición sigan siendo un problema hasta que las últimas superficies de las carreteras de las rampas hayan sido demolidas.


Aunque el proyecto Lake Shore Boulevard East está causando inconvenientes temporales a los ciclistas, el resultado final verá mejoras en las condiciones para los ciclistas que pasan por el área.




0 comentarios