• El Megáfono Canadá

Nueva Zelanda anuncia que ha logrado “eliminar” la pandemia de COVID-19

La esperanza aflora en Nueva Zelanda luego de que el país anunciara su gran logro: “eliminar” los brotes de COVID-19.



Durante la semana pasada, solo hubo un caso positivo el domingo, pues así lo hizo saber la primera ministra, Jacinda Arden, en una sesión informativa que ofrece su gobierno, asegurando que esta buena noticia no significa el cierre total de nuevos casos por el nuevo coronavirus en el territorio y que por el contrario se deben seguir tomando medidas, pero de una forma menos rigurosa, es decir, que a partir del martes 28 de abril se volverá a reanudar la economía, más no la vida social.


Por lo que, la gran mayoría de los neozelandeses deberán seguir permaneciendo en sus respectivos hogares y evitar cualquier tipo de interacción social.


Lo que quiere decir que las reuniones sociales están prohibidas hasta nueva orden y solo abra restaurantes para despachar comida a domicilio, así mismo, los estudiantes continuarán sus clases online, de acuerdo al bloqueo de tercer nivel establecido por el gobierno neozelandés.



Por su parte, el director general de la Salud de Nueva Zelanda, Ashley Bloomflield, expresó que, de acuerdo al bajo número de contagio reflejado en las últimas cifras de estos días y con base al reporte de 1.500 casos descartados de COVID-19, se ha generado una gran confianza al lograr el objetivo de eliminación del virus en el país.


Por ahora, cabe resaltar que las personas que salgan por lo estrictamente necesario, deberán mantener distancia de dos metros con sus familiares o amigos cercanos, de igual manera, el gobierno seguirá con la permanente vigilancia y seguimiento del virus.


¿Cómo lo logró Nueva Zelanda?

El país introdujo algunas de las restricciones más duras del mundo en viajes y actividades locales desde el principio de la pandemia, cuando solo registraba unas pocas docenas de casos.


Cerró sus fronteras, comenzó a imponer la cuarentena a todas las personas que llegaran al país, impuso un estricto bloqueo y creó una extensa operación de pruebas y rastreo de contactos. Las playas, los paseos marítimos y los parques infantiles se cerraron el 26 de marzo, al igual que las oficinas y las escuelas. Los bares y restaurantes también estaban cerrados, incluso aunque ofrecieran solo comida para llevar.


Ardern dijo que las cifras indican que Nueva Zelanda podría haber tenido más de 1.000 casos al día si no hubiera aplicado medidas estrictas tan temprano.

Subscribete a nuestro Newsletter

  • El Megafono Facebook
  • El megafono Instagram
  • El megafono Twitter
  • El Megafono YouTube
  • el megafno phone

Copyrights© 2020 by El Megáfono. Produced by mktmedia