• El Megáfono Canadá

Preocupación ante el aumento temporal del poder policial tras las nuevas restricciones de Ontario



A medida que el gobierno de Ontario endurece las restricciones, la policía implementa nuevos controles para que se cumplan las órdenes de emergencia COVID-19, deteniendo al azar a los residentes y exigir su identificación mientras exista la orden Stay at Home.

El aumento temporal de los poderes otorgados a los oficiales para "aumentar el cumplimiento público" de las medidas de salud pública ha generado preocupación entre algunos habitantes y funcionarios de Ontario, ya que desde el pasado sábado, los oficiales de policía podrán detener los transeúntes y vehículos para preguntarles a los que están adentro por qué abandonaron sus hogares.

Según Canadian Civil Liberties Association (CCLA), otorgar a la policía la autoridad para detener e interrogar a cualquier persona al azar podría considerarse “discriminación racial".

“Las detenciones policiales aleatorias durante el COVID son inconstitucionales, presumiendo que aquellos que están al aire libre o que conducen son culpables”, dijo Michael Bryant, director de la CCLA.

El periodista y activista, Desmond Cole, dijo que cualquier dinero gastado en la aplicación de la policía sería mejor gastarlo en aumentar los apoyos sociales y proporcionar disposiciones de licencia por enfermedad pagadas a nivel provincial, algo que muchos expertos médicos y defensores han estado pidiendo durante varios meses.


Recordemos que en un esfuerzo por combatir los casos récord de COVID-19, las últimas restricciones harán que los centros de distribución, los almacenes y las plantas de fabricación permanezcan abiertos, mientras que las reuniones al aire libre estarán restringidas a los miembros del mismo hogar.

Las instalaciones recreativas como canchas deportivas, parques infantiles, campos de golf, entre otros, estarán cerradas.

Asimismo, los minoristas esenciales tendrán que reducir los límites de capacidad al 25%, los sitios de culto se limitarán a 10 personas y las construcciones no esenciales deberán cerrar hasta nueva orden.

En cuanto a las nuevas restricciones de viaje, la provincia introdujo controles fronterizos en las fronteras de Quebec y Manitoba, programados para aumentar a partir de este lunes 19 de abril. Dicho control, prohibirá a los visitantes entrar y salir de Ontario, con la excepción de fines esenciales como el trabajo, la atención médica y el transporte de mercancía.




0 comentarios