top of page
  • mavb79

Según estudio, vapear podría representar un alto riesgo de sufrir disfunción eréctil

Según un estudio realizado por la Facultad de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York y de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, han determinado que aquellos hombres entre los 20 y 65 años de edad, sin antecedentes de enfermedades cardiovasculares que acostumbren usar sistemas electrónicos de administración de nicotina (ENDS) a diario, tienen el doble de probabilidades de sufrir disfunción eréctil.

Según los investigadores, el uso de ENDS parece estar asociado a la disfunción eréctil independientemente de la edad y que los vapeadores, como también se les conoce, deberían estar informados de la posibles relación de la disfunción eréctil con el uso de los ENDS.


Este estudio se realizó sobre 13.711 varones de 20 años o más que respondieron a una pregunta sobre la disfunción eréctil. El doctor Tanmik Shah, de la NYU Langone, estadístico principal y coautor del estudio, examinó la asociación entre el consumo de ENDS y la disfunción eréctil en la muestra completa, así como en una muestra restringida de 11.207 varones adultos de entre 20 y 65 años sin diagnóstico previo de ECV, ajustando al mismo tiempo por múltiples factores de riesgo.

Los encuestados se clasificaron como nunca, antiguos y actuales (ocasionales o diarios) consumidores. Casi la mitad de los participantes eran antiguos fumadores de cigarrillos, 21 % eran fumadores actuales de cigarrillos y 14 % utilizaban otros productos del tabaco.


En comparación con los que nunca usaron ENDS, los usuarios diarios tenían más de dos veces más probabilidades de informar de que tenían disfunción eréctil (2,2 veces en la muestra completa y 2,4 veces en la muestra restringida). Hubo una asociación significativa entre el uso de ENDS y la disfunción eréctil entre los encuestados de 20 a 65 años con un índice de masa corporal normal y sin ECV, lo que sugiere una asociación de la disfunción eréctil con el uso de ENDS entre una población relativamente sana.

Texto: Redacción El Megáfono Canadá

0 comentarios

Commenti


bottom of page