• El Megáfono Canadá

Toronto se prepara para una segunda ola de COVID-19, conozca el plan oficial



El lunes la ciudad reveló un plan para lidiar con el posible resurgimiento del virus, el cual se define como “inevitable" este otoño, según la Dra. Eileen de Villa, oficial médico de salud de Toronto.


"Según lo que hemos visto en otros lugares, el resurgimiento en Toronto es inevitable. Incluso Nueva Zelanda, aclamada como uno de los líderes en la contención de COVID-19, ha tenido que movilizarse para luchar contra los casos que han surgido", dijo De Villa.


Teniendo en cuenta la experiencia de otros lugares, la llegada de una segunda ola de nuevo coronavirus es una probabilidad, especialmente ahora que se lleva a cabo la reapertura de escuelas en toda la ciudad.

De acuerdo con los datos oficiales de Toronto Public Health, hasta las 3:00 p.m. del domingo 30 de agosto, se habían reportado 16,044 casos de COVID-19, de las cuales 14,498 personas habían logrado recuperarse. Estos datos proporcionados por la ciudad son actualizados tres veces por semana los lunes, miércoles y viernes.


"No es una cuestión de si veremos más virus en #Toronto. Es una cuestión de cuándo. Puede estar cansado de escucharme decir lávese las manos, observe la distancia y use la máscara, pero por favor no se canse de hacer estas cosas", señaló la Eileen de Villa vía Twitter.


A medida que los estudiantes regresan al aula este mes, la ciudad debe estar preparada para nuevos brotes.


"Estamos planificando basándonos en ciertas suposiciones. Si bien los científicos están trabajando con rapidez y determinación, todavía no esperamos tratamientos altamente efectivos en un futuro muy cercano y no estamos planeando la disponibilidad de la vacuna antes de la primavera de 2021 como muy pronto. Hasta entonces, tenemos que encontrar la manera de vivir con COVID-19 en nuestra ciudad”, dijo la oficial médico de salud de Toronto.




Teniendo en cuenta los datos evaluados durante todo el proceso de control y reapertura, la ciudad se acondiciona para "varios escenarios potenciales", definiendo planes en las siguientes áreas:


Cuidado de niños:

En caso de que se requiera el cierre de los centros de cuidado de niños con licencia, la ciudad dijo que volvería a operar cuidado de niños de emergencia gratuito para los trabajadores esenciales, si la provincia está dispuesta a financiar estos centros nuevamente.

Hogares de atención a largo plazo:

La ciudad implementaría la prevención de infecciones y controlaría las mejores prácticas y lecciones aprendidas de la primera ola de COVID-19, tomaría medidas para garantizar la estabilidad de los recursos de personal y permitiría que los visitantes y cuidadores esenciales designados ingresen a los hogares para ayudar a los residentes durante los brotes.

Parques e instalaciones recreativas:

En caso de que se requiera el cierre de las instalaciones recreativas y los servicios del parque, la ciudad dijo que actuaría rápidamente para reducir la escala a servicios críticos. Para responder a las poblaciones vulnerables y los servicios sociales de emergencia, la ciudad modificaría las instalaciones para crear sitios de distribución de alimentos y expandir su sistema de refugios.

Cumplimiento de los estatutos:

El cumplimiento de los estatutos de Licencias y Normas Municipales, parte de un equipo de cumplimiento coordinado que consta de nueve divisiones de la ciudad y la policía de Toronto, se centrará en hacer cumplir las órdenes provinciales y los estatutos de la ciudad relacionados con COVID-19.

Apoyo para personas sin hogar:

La Administración de Vivienda, Apoyo y Vivienda continuará protegiendo a las personas sin hogar y continuará enfocándose en brindar vivienda permanente como la mejor solución para la falta de hogar. Las medidas de protección, como el distanciamiento físico, se mantendrán en su lugar en los refugios.

Planificación para clima frío:

A medida que el clima se vuelve más frío, los planes incluyen mantener espacio adicional para el invierno y servicios mejorados de extensión en las calles para ayudar a las personas a obtener acceso a refugio y vivienda y permitirles mudarse al interior de los campamentos. La ciudad también está explorando un modelo de programa para operar un centro de calentamiento durante alertas de clima frío extremo.

Apoyo a los residentes vulnerables:

Bajo el plan de coordinación comunitaria de la ciudad, la ciudad trabaja con casi 400 agencias comunitarias para coordinar el apoyo a las comunidades vulnerables. La ciudad está preparada para intensificar las medidas en respuesta a un resurgimiento.

TTC:

Los niveles de servicio se pueden ajustar según la demanda. TTC continúa enfocándose en proteger el servicio en rutas con un alto número de pasajeros. Se seguirán manteniendo las medidas de seguridad y salud implementadas en el sistema en respuesta al COVID-19.

Biblioteca pública de Toronto:

La atención se centrará en mantener los edificios abiertos para servir a las comunidades más necesitadas y cambiar entre los servicios digitales y en persona según sea necesario para responder a los aumentos en la demanda.


Fortalecimiento de la gestión de casos y contactos en la salud pública:

La ciudad planea obtener registros más detallados junto con la creación de equipos de respuesta rápida multilingües de alcance comunitario para abordar la propagación de COVID-19 en las áreas más afectadas.


"Todos estos planes están enfocados en asegurarnos de minimizar el resurgimiento tanto como sea posible", dijo Tory en el comunicado.


Subscribete a nuestro Newsletter

  • El Megafono Facebook
  • El megafono Instagram
  • El megafono Twitter
  • El Megafono YouTube
  • el megafno phone

Copyrights© 2020 by El Megáfono. Produced by mktmedia